Antecedentes

Science for the People surgió en Estados Unidos a finales de los años sesenta, en el marco de las movilizaciones contra la Guerra de Vietnam. En un principio se conformó como una pequeña red antiimperialista de investigadores, técnicos y estudiantes que se oponían al uso bélico de la ciencia, pero durante las siguientes dos décadas creció y diversificó sus ejes de actividad, logrando articular a un amplio sector de la comunidad científica radical.

Science for the People incidió, desde la investigación en laboratorios hasta la movilización en las calles, en temas como la apropiación social del conocimiento, el cuidado del ambiente, la promoción y defensa de la salud pública, la promoción de una agricultura sustentable opuesta al modelo agroindustrial, la crítica al determinismo y reduccionismo biológicos y la lucha contra el racismo, entre otros tantos rubros. No solo se trataba de romper y construir nuevos paradigmas al hacer investigación, sino también de actuar junto con todas las fuerzas sociales en lucha para cambiar el mundo.

Aunque Science for the People se disolvió a principios de los años noventa, como parte de la crisis de la izquierda anticapitalista tras la caída de la Unión Soviética, sus militantes mantuvieron nodos activos en distintas universidades y centros de investigación. Dichos colegas iniciaron desde 2004 un relanzamiento de Science for the People, con la finalidad de seguir haciendo frente a los desafíos de la humanidad. Este proceso ha incluido la realización de un congreso a principios de 2018, la reedición de su órgano de prensa, la creación de diversos grupos temáticos y la coordinación de grandes campañas, como la del People´s Green New Deal, actualmente en curso.

Ciencia para el Pueblo – México

Desde principios de 2017, colegas de distintas disciplinas, la mayoría aún estudiantes de licenciatura y posgrado, coincidimos en la necesidad de articular los esfuerzos que, desde distintas experiencias académicas, militantes, comunitarias y de participación en movimientos sociales, habíamos estado haciendo en paralelo durante años para promover tanto la apropiación social de la ciencia como la politización, organización y movilización del propio gremio científico. En ese sentido, consideramos que la construcción de un referente político común sería un paso acertado.

Tras meses de acercamiento, y reconociendo nuestra identificación con los planteamientos y la experiencia histórica de Science for the People, en enero de 2018 llevamos a cabo la reunión fundacional del núcleo promotor de Ciencia para el Pueblo en México. Así mismo, enviamos una delegación al congreso de refundación de Science for the People en Ann Arbor, Michigan, en febrero de ese mismo año, en el que obtuvimos el reconocimiento como sección mexicana de esta fuerza internacionalista, la cual se propone construir, en el mediano plazo, núcleos en países como Puerto Rico, Colombia, Brasil y Canadá.

Ciencia para el Pueblo – México es una agrupación amplia, explícitamente anticapitalista, formada principal pero no exclusivamente por personas dedicadas a la ciencia, la educación y campos afines, quienes al mismo tiempo somos militantes de diversas organizaciones o activistas a título individual. Consideramos como un eje irrenunciable nuestra completa independencia política y organizativa con respecto a los partidos y gobiernos burgueses, y generamos iniciativas en torno a una serie de principios de unidad.

Ante la catástrofe ecológica y social de nuestra época, es imperativo que, como comunidad científica, trascendamos los límites de las torres de marfil académicas para contribuir a la movilización de la inteligencia colectiva del conjunto de fuerzas sociales capaces de cambiar radicalmente estado de las cosas.

Invitamos a quienes concuerden en lo general con estos planteamientos, a que confluyamos y construyamos en común: ¡HAGAMOS CIENCIA PARA EL PUEBLO!